Gracias por entrar en mi mundo

Estas en el lugar ideal si te gusta la literatura y la magia de las letras. Te prometo darte siempre lo mejor y agradezco que tomes un poco de tu tiempo para ver un poco de lo que hace mi vida.

viernes, 25 de junio de 2010

Detrás nuestro cielo



Detrás una historia
que se marcha con prisa
y que abre las puertas
donde cabe la vida.

En la mirada te pierdes
de esta luz que te guía
¡Cómo puede sentir
quien no vive en tus días!
Tú que inyectas la fuerza
de morir en tu cielo,
el que está reservado ,
el que es nuestro…Tan nuestro.

Embarcaste en mi viaje,
me has llegado tan lejos
Cuantas lágrimas amargas
Se convierten en versos.
Y detrás… nadie sabe
¡Este mundo es incrédulo!
se quedó con las ganas
y de amor está muerto.

Y detrás está el alma
Del amor que reclamas
Sacrifica el mañana, vive hoy,
el presente intenso.
Un amor que se nutre
con la rabia, con desvelo,
como nadie ha vivido
ni ha osado creerlo.

Detrás la esperanza
de este mundo perfecto
que labramos de orgullo,
que regamos con pétalos
y sólo seres que miran
lo invisible, lo eterno
son los dueños, los únicos
de ese gran privilegio.
¿Que hay detrás? … Tú lo sabes
¿Quiere alguien saberlo?
Corazones… ¡Corazones sintiendo!

Adalgisa Suriel©
copyright 2010

miércoles, 23 de junio de 2010

En otoño florezco



Cuando todo moría
y del amor más amargo
me bebía de a poco
ya mi último trago,
la agonía en mis ojos
me sumaba más años
y le hizo trampa a su vista…
¡Primavera en su mano!
La experiencia y la vida
le mostró las heridas
de mi turbio verano
sin calor ni alegría.

Mi ímpetu joven fue lienzo,
su pasión dio lugar a una obra
pintada sin edad y sin tiempo.
Sin tocar, nos amamos de sobra.
Y bailamos la danza
del amor más profano
deshojaron sus hojas
Como árbol de antaño.
Sentí en su caer la locura
Cuando en mí suavemente se posaron.
Y lozanas, renovadas mis ansias,
rebosaban mis cántaros
como nunca aún siendo niño
me tocó con su amor ningún árbol.

En secreto, sin querer yo fui presa
de vivir este gran sentimiento
y el bagaje de los años vividos
Indiscreto murmuró y le hizo el cuento
de cómo emanan mis ríos de amores
Y mis rosales de su alma sedientos.
Ya vuelvo a nacer… de ilusión no


carezco.
Ya roto el esquema, ¡En otoño florezco!

Adalgisa Suriel©
Copyright 2010